Archivos Mensuales: octubre 2015

ROUTINES…

Estándar

What day is it?

How´s the weather?

What´s your favourite season?

 

NUMBERS

Anuncios

NUMBERS AND PEGS.

Estándar
Esta es una actividad muy sencilla para repasar y reforzar la asociación oral de los números a su grafía.
Vamos diciendo números al azar para que pongan una pinza en el número correspondiente.
Empezamos nosotros diciendo un número y animamos a los niños y niñas a que por turnos, levantando la mano, sean ellos los que vayan diciendo el número que quieran. Antes de acabar decimos nosotros los números que han quedado sin decir (probablemente habrá quedado alguno) o le preguntamos a ellos qué números no se han dicho. Así al final los repasamos todos.

Con los alumnos de Infantil mejor el que lleva solamente la grafía.

Con los alumnos de 1º de Primaria podemos usar el cartón con la grafía del número y con la palabra escrita para reforzar también la escritura. Por turnos salen a la pizarra a escribir el número y la palabra y la deletrean.

FUENTE:  EL BLOG DE ESPE. 

LA MENTE EN UN FRASCO.

Estándar

La práctica de prestar atención  es algo que no sólo mejora el rendimiento académico, sino que alienta también el aprendizaje emocional y social.

A lo largo de esta semana, trabajaremos la actividad titulada ” La mente en un frasco “. Cerraremos la sesión con la lectura de un cuento y la realización de dibujos sobre el mismo. Con ellos, haremos un póster colectivo.

 

SUMANDO CON LOS DADOS.

Estándar
Para el aprendizaje de la suma hay que usar diversos materiales, realizar juegos variados y hacer muchos problemas orales para que los niños vayan diferenciando las dos posibilidades que a este nivel se trabajan : juntar y quitar.
Los dados son un estupenda opción para practicar las combinaciones básicas e incluso sobrepasar la decena. Los seis números del dado son patrones básicos fácilmente reconocibles que ya no hay que contar. Tampoco hay ya dificultad en la representación gráfica de la cantidad obtenida. Hay que ir dando referencias sobre la cantidad para adquirir sólidamente la abstracción que supone representar un número mediante un signo.
Sumar hay que refererirlo a situaciones concretas, en este caso a los puntos obtenidos con dos dados.
 La actividad tiene más posibilidades: ordenar los puntos, saber quién tiene más puntos y quién menos, cuántos puntos hacen falta para tener la puntuación mayor.
Los beneficios de la actividad son muchas. Cada pareja de niños tiene dos dados y van tirando de forma alterna, cada uno escribe el resultado de la tirada en forma de puntos y luego escriben los mismos en forma numérica: una misma cantidad con dos formas de representación, gráfica y numérica. Así es más divertido, da más autonomía y quien termina puede seguir practicando la suma de dados en la pizarra digital.
IMG_20151023_154311
IMG_20151023_155801

 

 

 

LA ENFERMERA C CUIDA DE LA H MUDA

Estándar

Conocimos otro sonido nuevo de letrilandia “ch”

LA ENFERMERA C CUIDA DE LA H MUDA

Cuando los reyes le dijeron a la H que podría acompañarlos algunas veces y
además que casi siempre sería la primera, ella se sintió importante. Y también se sintió
feliz por comenzar palabras tan bonitas como: hielo, helado, huevo, hijo, hermoso,
hierba, hoja, hermana…
No estaba contenta del todo y a veces pensaba: “Si pudiera hablar, ¡qué feliz
sería!”.
Los reyes intentaron convencerla de lo importante que era, explicándole que si
alguien escribía las palabras donde ella debía ir sin ponerla, todo el mundo le llamaría
despistado. Pero la H no se quedaba muy convencida.
Un día, sin que nadie lo esperase, se solucionó el problema por casualidad. Había
estado en la calle pasando mucho calor, y por la tarde, cuando ya el Sol se estaba
marchando a descansar y la Luna había empezado su trabajo, la H bebió un vaso de
naranjada muy fría para quitarse la sed, con tan mala suerte que cogió un buen
catarro. Toda la noche estuvo tosiendo, y al día siguiente hubo que llamar a la
enfermera C, porque tenía mucha fiebre.
La enfermera pasó todo el día cuidándola sin poder ir de paseo con los
príncipes. Le controlaba la fiebre y le daba jarabe hasta que se mejoró… Pero, como la
H casi no había comido, se quedó muy pálida y con muy pocas fuerzas. La doctora T le
recetó que saliera a tomar el sol y el aire para ponerse fuerte, La enfermera C la
acompañaba y la llevaba del brazo. Iban calladas las dos ¿Cómo iban a hablar?
De pronto, justo cuando pasaban por delante del señor Estudioso, la H
estornudó: “Chisssss…, chissssss”, cada vez con más fuerza. El señor Estudioso se
volvió y se quedó sorprendido. ¡Esa letra no la había visto ni oído nunca!… No se dio
cuenta de que no era una letra, sino dos: la C y la H. Se puso muy contento y pidió:
“Hágalo otra vez.., por favor…hable otra vez del mismo modo..” Nuestras amigas
estaban asombradas: ¡Si ellas no habían dicho ni pío! Entonces la letra muda estornudó
otra vez”: chissss… chisss…”
-Eso, eso -palmoteó el Señor Estudioso-, ya tengo la letra que buscaba; quieta
que la dibujo… ¡Ya está! Gracias señorita CH. Ya puedo escribir chico,
chaqueta, chocolate, y muchas más.
El Señor Estudioso se fue corriendo, y nuestras amigas se quedaron
riendo al ver que no se había dado cuenta de que eran dos letras juntas.
Así fue como la H muda pudo hablar y colocarse en muchas
palabras igual que las demás letras. Y desde entonces, es la más feliz
de todas. ¡Ah! Cuando quiere hacer ruido, no espera a constiparse,
porque ha aprendido a estornudar sin tener catarro.
Recordad que si vemos a la mudita sola, no hablará; pero si va
acompañada de la enfermera C, hará el ruido del estornudo.
Todavía no termina la historia de la enfermera C. Aún solucionó
un problema muy difícil. Otro día lo contaremos.

LA LETRA H. LA MUDITA DE LETRILANDIA

Estándar

LA LETRA H. LA MUDITA DE LETRILANDIA

              Fichas h:
Mañana, conoceremos  un nuevo personaje del País de las Letras. Se trata de la letra h que es un poco desobediente. Os cuento lo que  le pasó:
              ” Todos  los habitantes de Letrilandia sabían que era peligroso caminar hacia la izquierda porque allí se encontraban los gigantes. Los papás y las mamás advertían a sus hijos de los peligros que podían correr si no respetaban esta norma, por eso siempre que salían de casa les recordaban la dirección hacia  la que debían caminar. Pero un día que nadie recordó nada a la “h” porque su papá y mamá  estaban de viaje, volviendo a su casa del bosque empezó a llover fuerte y con las prisas por refugiarse se dirigió hacia los árboles que estaban a la izquierda del camino y se perdió en el bosque que lleva al País de los Gigantes. Como estaba lloviendo y hacía mucho viento, se cayó y se mojó mucho; menos mal que el elefante del “príncipe e” la vió y la llevó al hospital.
              Se puso tan malita que se quedó muda para siempre. Por eso. la letra h estaba muy triste y pidió ayuda al “rey u” y a la “reina a”. A los que, después de mucho pensar, se les ocurrió que podía acompañar a los miembros de la familia real (a, e, i , o , u) en algunas palabras. Así la h volvió a estar contenta porque ya servía para formar algunas palabras. 
            Ahora nosotros/as tenemos que aprender cuáles son esas palabras preguntando a nuestros profes o a nuestros papás.”

Si queréis fichas imprimibles para reforzar el trazo de la h pinchad aquí: FICHAS DE LA H